Concepto de Desarrollo Rural

El medio rural es uno de los elementos fundamentales en la vertebración social y económica de Extremadura. Además, es el  soporte físico de un extenso y variado patrimonio natural y cultural que representa hoy uno de nuestros grandes valores, siendo la base de muchas actividades económicas que generan importantes niveles de empleo y renta.

Básicamente, entendemos como Desarrollo Rural al proceso de crecimiento y revitalización  equilibrado, integrado y autosostenible destinado a mejorar las condiciones de vida de la población local a través de cuatro dimensiones: económica, sociocultural, político administrativa y medioambiental. Sus objetivos son la mejora de la calidad de vida de sus habitantes, a través del incremento de los niveles de  renta, la mejora en las condiciones de vida y de trabajo y la conservación del medio ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales para seguir proporcionando servicios de producción, ambientales y culturales. Este proceso de desarrollo debe ser endógeno, es decir nacido y adecuado a la especificidad local, y autogestionado, es decir, planificado, ejecutado y administrado por los propios sujetos del desarrollo, la población local.

En nuestro contexto europeo, el proceso de Desarrollo Rural se encuentra marcado fundamentalmente por la política europea de desarrollo rural. Con la Agenda 2000 se crean dos pilares en la Política Agrícola Común (PAC): el primer pilar con medidas agrarias (ayudas directas y medidas de regulación del mercado, ...) y el segundo pilar con medidas de desarrollo rural financiadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

Actualmente, se entiende como Desarrollo Rural en la Unión Europea al proceso de revitalización equilibrado y autosostenible del mundo rural basado en su potencial económico, social y medioambiental mediante una política regional y una aplicación integrada de medidas con base territorial por parte de organizaciones participativas.

La Política de Desarrollo Rural de la UE ha evolucionado continuamente, siendo las principales características de la misma:

  • Desarrollo plurisectorial.
  • Desarrollo endógeno: conseguir un desarrollo basado en las particularidades de la zona.
  • Actividad pluridisciplinar.
  • Base espacial del desarrollo rural: se trata de un tipo de desarrollo en el que el territorio representa un aspecto fundamental.
  • Importancia de las iniciativas locales de desarrollo: un desarrollo rural implica, entre otras características fundamentales, el que los agentes locales tomen la iniciativa y participen activamente en su propio desarrollo.
  • Imbricación total entre el desarrollo rural y la conservación y mejora del medioambiente.

Los principales objetivos del Desarrollo Rural en la Unión Europea:

  • Conseguir una cohesión económica y social.
  • La protección del medioambiente.
  • Promover una actividad económica permanente en las áreas rurales.
  • La protección del tejido social.
  • El ajuste de la agricultura europea.

Una de las singularidades de la política de desarrollo rural europea ha sido LEADER o el desarrollo rural liderado por las propias comunidades locales a través de la Metodología LEADER. Es decir, parte de los fondos son destinados a estrategias y proyectos basados en LEADER. La base del proceso es la composición de un grupo promotor (Grupo de Acción Local o Grupo de Desarrollo Rural) interesado en un área geográfica cuya misión sea diseñar, promover y apoyar iniciativas para el desarrollo. La novedad surge debido a que los agentes económicos definen las oportunidades, amenazas, debilidades y fortalezas de cada zona, marcando así directamente y con un enfoque de abajo a arriba sus objetivos y estrategias para su consecución.

A partir de 2014, LEADER ha evolucionado a “Desarrollo Local Participativo” (DLP).

La Política Europea de Desarrollo Rural se aplica mediante Programas de Desarrollo Rural (PDR) nacionales, regionales y comarcales/locales de siete años.

En la actualidad, los objetivos estratégicos a largo plazo para la Política de Desarrollo Rural del periodo 2014-2020 son tres:

  • Mejorar la competitividad de la agricultura.
  • Garantizar la gestión sostenible de los recursos naturales y la acción por el clima.
  • Lograr un desarrollo territorial equilibrado de las economías y comunidades rurales incluyendo la creación y conservación del empleo.

La Política de Desarrollo Rural 2014-2020 se aplicará, igual que antes, mediante Programas de Desarrollo Rural (PDR) nacionales, y regionales y comarcales de siete años de duración.

Nuevos escenarios

Nuestra reflexión se enmarca en un contexto en el que las acciones destinadas a promover el desarrollo de áreas rurales, como las definidas por la iniciativa LEADER, comienzan a ser valoradas como insuficientes al haber sido superadas por las dinámicas internas y externas del medio rural.

El Libro Verde de la Cohesión Territorial (COM (2008) 2550) plantea interesantes reflexiones sobre el camino que debería seguir la futura política de desarrollo territorial en la Unión Europea. En una línea similar se postula el Foro IESA-CSIC sobre la cohesión de los territorios rurales.

Así, el desarrollo de las zonas rurales deberá plantearse desde una perspectiva territorial más amplia e integradora, pasando de una política rural a una política territorial. Así mismo, la nueva política territorial debe estar guiada por una lógica no sectorial sino multifuncional e integral, siempre teniendo en cuenta la particularidad de los distintos territorios.



Instituciones colaboradoras

Redex Junta de Extremadura Diputación de Badajoz Diputación de Cáceres Extremadura Región Emprendedora Europea 2017