Calzada romana Vía de la Plata

-- Sin definir --,

Tipo de recurso: Lugares arqueológicos > Calzada romana

La Vía de la Plata tiene su origen en la calzada romana que enlazaba las importantes poblaciones romanas de Emerita Augusta (Mérida), capital de la provincia romana de Lusitania, con Asturica Augusta (Astorga). Con el tiempo se aplicó el nombre a la calzada que comunicaba Emerita Augusta con Hispalis (Sevilla). En origen, el nombre de Calzada (Vía) de la Plata fue dado históricamente al tramo de la Calzada entre Mérida y Salamanca, una denominación popular medieval como referencia a los segmentos enlosados del camino romano visible en las provincias de Cáceres y Salamanca. En los demás tramos se ha perdido o se le llama simplemente calzada romana o camino romano. El origen del nombre sería árabe, derivado de “BaLaTa” (losa, ladrillo, o sea, enlosado). Hoy en día, la Vía de la Plata es una denominación cultural y turistica que identifica un recorrido milenario de prácticamente 1.000 kilómetros que se puede recorrer a pie o en bicicleta, siendo uno de los más importantes y atractivos itinerarios romanos de Europa, recorriendo importantes ciudades romanas o romanizadas (Hispalis, Emerita Augusta, Cáparra, Brigaecium, Legio, Gegionem…). La calzada se conserva en importantes tramos, jalonada de infinidad de obras de ingeniería (resaltan especialmente los puentes), miliarios, mansios, vicus y villas. La Calzada comparte recorrido en alguno tramos con el Camino de Santiago Vía de la Plata.