Villa de Granadilla

Zarza de Granadilla, Cáceres

Tipo de recurso: Arquitectura > Conjunto histórico artístico

Granadilla se encuentra a orillas del embalse de "Gabriel y Galán", sobre un promontorio rocoso con forma de pequeña península, ofreciendo un aspecto medieval y guerrero. Granadilla fue desalojada a mediados del siglo XX (1955) al transformarse en zona inundable debido a la construcción del Embalse de Gabriel y Galán. En 1980, la villa fue declarada Conjunto histórico-artístico y, cuatro años después, en 1984, se inicia su reconstrucción gracias al Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados. Se asienta sobre una colina con un claro carácter militar y defensivo siendo de fundación musulmana en el siglo IX. En 1160 el rey Fernando II de León conquistó Granadilla, que entonces se llamaba Granada y le otorgó el título de Villa en 1170. Su nombre original, Granada, pasó a denominarse Granadilla tras la conquista de Granada en 1492 por parte de los Reyes católicos. Está completamente rodeada por una muralla de origen árabe y el elemento más significativo de la fortificación es el castillo, que fue mandado construir por García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo, Duque de Alba, entre 1473 y 1478. Sus artífices fueron Juan Carrera y Tomás Bretón. Consta de un cuerpo prismático central y cuatro cuerpos semicilíndricos que se adosan a cada costado. En el interior de las murallas, la población se distribuyó de modo radioconcéntrico en torno a la Plaza Mayor, que es el punto más elevado. En el conjunto destaca la Iglesia Parroquial de la Asunción, del siglo XVI. La villa perteneció a la corona de Castilla y tras varios traspases desembocó en la propiedad de los Duques de Alba, a los que perteneció hasta 1830. En los años siguientes a la expropiación (1955), el pueblo quedó totalmente abandonado y su territorio fue dividido en 1965 entre los municipios limítrofes de Mohedas y Zarza de Granadilla, pasando la capitalidad del partido a Hervás.