Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción

Cheles, Badajoz

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Religiosa

El templo inicia su construcción en el primer tercio del siglo XVI, cuando el pueblo se traslada desde su antiguo asentamiento en la sierra de San Blas a su actual ubicación. Su impulsor, Don Juan Manuel de Villena, tercer Señor de la villa en 1532, procedió a organizar el núcleo en torno a la nueva iglesia. A lo largo de los siglos sufre grandes transformaciones, sobre todo a causa de la Guerra de Restauración portuguesa a mediados del siglo XVII y posteriores contiendas como la Guerra Civil española en el siglo XX. Su fisionomía definitiva posee estilos diversos, propios de cada centuria, apareciendo rasgos góticos, renacentistas, góticos y modernos. Su construcción es obra de mampostería con tres naves cubiertas de crucería, alternándose los arcos de carpanel y de medio punto. Su exterior, revocado y enjalbegado, presenta grandes contrafuertes y tupidos muros. La fachada es sencilla y presenta un remate de estilo barroco en la zona central, con una torre cuadrada a su derecha, que sirve de campanario y cuya disposición afecto a la configuración de la nave. Destaca la escalinata de acceso al templo, con mármol traído de la vecina localidad portuguesa de Villaviciosa. Ya en el interior sobresale la capilla mayor, rematada por una preciosa bóveda de crucería de estilo gótico. Resalta por su nervadura de ladrillo con perfil octogonal que confluye en la clave, decorada con una figura de libro abierto. El púlpito se conserva tal como era, hecho de mampostería con esculturas de ladrillo y cal. El coro, lugar reservado al clero en las iglesias primitivas, se sitúa a los pies de la nave central, rematada por una sencilla bóveda de arista y una balaustrada. La última remodelación tuvo lugar a mediados del siglo XX, realizando modificaciones en la nave central y en la ubicación de la pila bautismal.