Iglesia de la Virgen de Soterraño

Barcarrota, Badajoz

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Religiosa

En su origen fue un pequeño santuario aunque gran parte de su estructura y morfología corresponde a los siglos XV y XVI. Templo de estilo gótico constituido por una única nave dividida en cuatro tramos, con una singular bóveda de crucería con sillería de ladrillo. A ambos lados de la nave su ubican un total de nueve capillas, embutidas en los sólidos muros interiores. Alberga tres portadas aunque la única puerta de acceso al templo se sitúa en el lado del evangelio, a través de una portada con arco de medio punto, con plinto y columnas adosadas. La portada de los pies posee un arco de entrada apuntado y ligeramente abocinado de sillería y enmarcado con un alfiz. La última se sitúa en el lado de la epístola, realizada en mármol, con plinto, columnas adosadas, entablamento y frontón triangular. La patrona, la virgen de Soterraño, ocupa el centro de este retablo, que junto con un Cristo gótico y dos hermosas pinturas, una de Morales y otra de Covarsí, conforman lo más notable desde el punto de vista artístico de esta iglesia. Retablo Mayor El retablo mayor se adscribe al tipo de retablo-camarín que tanto éxito alcanzó en nuestra región; estilísticamente es rococó o tardobarroco y, técnicamente, escultórico o de talla. Es de reducidas dimensiones como la capilla mayor y se adapta a las nervaduras góticas con el propósito de crear un conjunto integrado con la arquitectura del presbiterio. La imaginería representa a San Juan Bautista, Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora de Soterraño, San José y San Blas. Son tallas de desigual mérito entre las que destaca Nuestra Señora del Rosario.