Palacio de Sotofermoso o de los Duques de Alba

Abadía, Cáceres

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Civil

Declarados, en 1931, B.I.C. con categoría de Monumento. El Palacio de Sotofermoso de la Casa Ducal de Alba, está ubicado a pocos metros de Abadía, en el Valle del Ambroz. José Ramón Mélida cuenta que este lugar fue una abadía de monjes cistercienses en el siglo XIII, hecho éste excepcional. Desde mediados del siglo XV perteneció a la casa de Alba, dependiendo de Granadilla. La sobriedad exterior del palacio nos refleja la belleza y esplendor que había tras sus muros. Uno de los espacios más interesantes es el claustro mudéjar, porticado, con arcos de herradura túmida sobre pilares de granito en el primer piso y escarzanos en la planta superior. Este claustro es del siglo XV y guarda relación con el del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe. En el siglo XVI, el edificio y la huerta se enriquecieron con el jardín y las esculturas, realizadas por artistas italianos. Esta ampliación se llevó a cabo por orden del tercer Duque de Alba, D. Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, humanista, diplomático y guerrero, además de hombre de personalidad controvertida, al servicio de Carlos I y Felipe II. Buscó con este jardín plasmar el refinamiento de los jardines italianos. Las plantas dibujaban figuras geométricas y adoptaban las formas más sofisticadas en torno a fuentes y esculturas, jugando con la mezcla vegetación-agua de estanques-elementos arquitectónicos, tan característico del Renacimiento y tantas veces reflejado en óleos y tapices de la época. Fuente: Ministerio de Cultura. Patronato de Turismo Diputación de Cáceres
Palacio de Sotofermoso o los Duques de Alba