Iglesia Parroquial de San Juan Bautista

Malpartida de Plasencia, Cáceres

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Religiosa

El templo data del siglo XVI y su estilo es gótico decadente, uniéndose con el renacimiento, con detalles barrocos. Fue declarado de interés cultural con categoría de Monumento Nacional por el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura con fecha 15 de Mayo de 1990. Durante el siglo XVI el desarrollo demográfico local, la pacificación nobiliaria de la región y el poder económico se plasman en el trabajo arquitectónico, pues es ahora cuando se inicia la fábrica de la Iglesia. Es en 1551 cuando comienza a erigirse por el obispo de Plasencia Don Gutiérrez de Vargas y Carvajal (cuyo escudo se ve en la clave de la capilla mayor, en las portadas y en la torre), en Parroquia la Iglesia de Malpartida, estableciéndola en la ermita anteriormente citada pertenecientes a los Caballeros Templarios. Según A. Ponz, el maestro de cantería Pedro de Ezquerra, renombrado arquitecto, otorgó escritura de ajuste de la obra el año 1551 y que hizo también la iglesia de 5. Mateos de Cáceres, la de Robledillo de la Vera y la Catedral de Plasencia. A su muerte en 1561 tenía construida ya dos capillas y toda la obra que hay hasta las puertas del norte y mediodía. De 1561 a 1574 la obra la dirigió su hijo Juan de Ezquerra, junto a dos maestros de cantería, Juan de la Fuente y Juan Negrete. Posteriormente, se hizo cargo de las obras el maestro Juan Álvarez, que la tenía que concluir bajo las condiciones y trazas de Ezquerra, a excepción de la fachada, que quiso el arquitecto que fuese de estilo corintio puro. En el año 1603 terminaría la obra del coro y con ella el recinto completo, y que ha llegado hasta nosotros en su estado primitivo.
Retablo de la Iglesia de San Juan Bautista