Ermita del Cristo de la Expiración

Villanueva del Fresno, Badajoz

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Religiosa

La obra fue realizada por Manuel de Castro, maestro alarife de Hornachos, y concluyó en 1726. Se encuentra mirando a la Plaza de España, justo detrás de la iglesia de la Purísima Concepción. La ermita consta de una sola nave dividida en cuatro tramos. Posee una única portada adintelada, que exhibe un blasón nobiliario con el escudo de armas de la ‘Casa de los Canseco’, familia que tenía el patronazgo de la ermita, por ser los donantes. La fachada está rematada con una bonita espadaña. Su interior consta de una sola nave, con magnífica bóveda de cañón, y su cabecera se cubre con una cúpula sobre pechinas que se cierra con linterna. El presbiterio, al que se accede por unas gradas de mármol, recientemente ampliado y modificado, está protegido por una verja de hierro. Otras piezas que podemos encontrar en la ermita es la escultura en madera del ‘Señor amarrado a la Columna’, obra de gran valor artístico atribuido al imaginero sevillano José Montes de Oca, de principios del siglo XVIII y la Virgen de la Soledad. Retablo Mayor El altar mayor ostenta un retablo de mampostería con seis grandes columnas corintias que separan la calle central de las laterales. En los paramentos laterales de la ermita aparecen unos arcos sostenidos por columnas de orden dórico, pero con basamento. La imagen venerada en la ermita es la del “Cristo de la Expiración”, obra de la escuela barroca sevillana del taller de D. Pedro Roldán, de finales del S.XVII.