Ermita de Nuestra Señora de los Santos (Templo Antiguo)

Táliga, Badajoz

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Religiosa

Escondida entre encinas, la ermita constituye hoy en día un ejemplo de lo que nunca debe suceder con el rico patrimonio cultural extremeño. Los restos de este antiguo templo se encuentran en el término de La Coitada, junto al camino antiguo de Almendral y pese a estar abandonada desde hace tiempo se puede apreciar gran parte de su estructura, como su pequeño atrio cubierto por una bóveda con trazo de arco de carpanel. Frente a la iglesia se conservan todavía los muros de la antigua casa del ermitaño. La ermita es de una sola nave con bóveda de cañón y tiene entre otros rasgos interesantes una bóveda de nervadura sobre su altar, al que se accede por un amplio arco apuntado de cantería, sostenido por esbeltas columnas de mármol. Sobre ella se asientan cimacios visigodos reutilizados, cuyos relieves han sido intencionadamente mutilados. Sabemos con seguridad que su retablo fue retirado en el año 1868 al sufrir un grave proceso de deterioro durante la llamada ‘Revolución de la Gloriosa’, que enfrentó a los monárquicos de Isabel II con los liberales de Juan Prim. A mediados del siglo XX se tenía la costumbre, ya perdida, de sacar en procesión a la patrona local, la Virgen de los Santos, hasta los restos de esta ermita para implorar por las ansiadas lluvias cuando éstas escaseaban.