Dolmen de la Cueva del Monje

Roca de la Sierra (La), Badajoz

Tipo de recurso: Lugares arqueológicos > Dólmenes

Se encuentra localizado en una finca privada (aunque se puede visitar), a unos ocho kilómetros de la carretera que se dirige de La Roca de la Sierra a la Nava de Santiago, a través de un camino que nos saldrá a la izquierda, rodeado de eucaliptos, y que tendremos que recorrer durante algo más de un kilómetro para llegar al dolmen. El nombre que recibe este megalito viene, según la tradición, de la residencia que tuvo un antiguo ermitaño en esta zona. También es conocido por el nombre de La Cueva de la Moneda, al creerse que allí hubo un yacimiento con monedas enterradas, causa principal de la destrucción de gran parte del dolmen. Su estética y construcción nos recuerda al cercano dolmen de Lácara, ya que es de grandes dimensiones con gran corredor. Se nos presenta como un sepulcro megalítico de corredor, por tener una cámara más o menos redonda y corredor largo (de aproximadamente tres metros), formado por ortostatos, es decir, piedras hincadas paralelamente y luego cubiertas por otras también de grandes dimensiones horizontalmente. Al final del corredor se abre una cámara más amplia y alta, con una altura aproximada de dos metros y con la losa de cubrición aún conservada sustentada por ortostatos y otras piedras de menor tamaño que aseguraban la estabilidad y el agarre de su zona superior. Aunque no mantiene el túmulo que lo cubría y lo rodeaba perimetralmente si podemos apreciar varios restos de tierra y piedra esparcidos alrededor del dolmen. En definitiva, uno de los más bellos dólmenes de la provincia si no fuera por el precario estado de abandono en el que se encuentra, ya que algunos de los ortostatos que lo componen permanecen caídos dentro del propio dolmen o junto a otras grandes piedras graníticas.