Conjunto Dolménico de Bancarrota

Barcarrota, Badajoz

Tipo de recurso: Lugares arqueológicos > Dólmenes

Barcarrota posee unos de los conjuntos megalíticos más importantes de la provincia de Badajoz. En total suman ocho dólmenes y un menhir, algunos en buen estado de conservación. Es aconsejable visitarlos en invierno o primavera, y disfrutar también de la dehesa, que en estas fechas adquiere su máximo esplendor. Existen en la actualidad cuatro rutas megalíticas que se pueden realizar en Barcarrota, itinerarios muy interesantes de practicar no solamente por la calidad de los yacimientos que podremos visitar, sino también por la belleza de los paisajes que se pueden contemplar al realizarlas. De entre todos los yacimientos megalíticos podemos destacar los siguientes: - Dolmen La Lapita. Está situado a escasos 4 kilómetros del pueblo, por la carretera que nos conduce a Valverde de Leganés, dentro de una finca privada denominada con el mismo nombre, La Lapita. El megalito se presenta como uno de los mejores conservados del conjunto dolménico de Barcarrota, puesto que posee la mayor parte de sus ortostatos en pie, el corredor de acceso y la losa de cubrición. Es de reducidas dimensiones y su época de datación la situamos aproximadamente entre el IV-III milenio B.C. (Neolítico Final-Calcolítico). - Dolmen El Milano. Es el de mayores dimensiones de los catalogados en el municipio y conserva los siete ortostatos de la cámara funeraria. La gran losa superior se encuentra caída y partida hacia el pasillo de acceso; éste se encuentra casi enterrado, y en su alrededor se aprecia la existencia de una gran acumulación de tierra que formaba el túmulo de cubrición. - Dolmen de San Blas. Está localizado entre Higuera de Vargas y Barcarrota, tras un camino que parte a la izquierda a 5,2 km. del cruce de este último. Se presenta como un sepulcro megalítico de corredor corto, cámara funeraria de grandes dimensiones y túmulo de cubrición. Conserva únicamente alguno de sus ortostatos en pie pero su monumentalidad y las vistas panorámicas que se divisan desde su cerro bien merecen su visita.