Iglesia de Santa Marina

Zafra, Badajoz

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Religiosa

La iglesia conventual de Santa Marina fue reedificada a comienzos del siglo XVII con la intención de que formase cuerpo con la residencia nobiliaria de los Suárez de Figueroa. La iglesia y el pasadizo que la une con el Palacio fueron ejecutados por maestros alarifes madrileños y por canteros extremeños, que siguieron las directrices estéticas de Juana Dormer, primera duquesa de Feria. En 1601, fallecía en Madrid Margarita Harrington, prima y amiga de Doña Juana Dormer (esposa de Don Gómez Suárez de Figueroa, primer duque de Feria). Doña Margarita, habiéndose quedado viuda de Don Benito de Cisneros, miembro destacado de la corte, decidió legar sus bienes a un convento que le cediese la propiedad de la capilla mayor en la que pensaba enterrarse junto con sus dos hijos. La duquesa de Feria, conociendo la última voluntad de su prima, no tuvo muchas dificultades en convencerla para que los donase al convento de Santa Marina. El resultado fue una renovación suntuosa del edificio, que unido al alcázar medieval a través de un corredor, sirvió de imagen para ensalzar el ducado de Feria. El equilibrio y la sobriedad son los rasgos que caracterizan el conjunto de la iglesia, que en su exterior, está realizado con ladrillo, sobresaliendo una sencilla portada en el lado del evangelio. En la iglesia, convertida en Centro Cultural, se conserva la escultura orante de Margarita Harrington, cuyo legado testamentario sirvió para financiar parte de las obras. Fuente: Ministerio de Cultura. Textos: Plan de Dinamización del Producto Turístico Tierra de Barros - Zafra-Río Bodióny Ayuntamiento de Zafra

Dirección: C/ Santa Marina, 6

Código postal: 06300