Ciudadela de Albalat

Romangordo, Cáceres

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Militar

El yacimiento de Albalat es una fortificación de época musulmana instalada sobre una plataforma que domina la ribera izquierda del río Tajo, dentro del término municipal de Romangordo. Conocida desde el siglo X bajo el nombre de Maj dat al-Bal t, o «el vado de la vía», permitía controlar uno de los principales pasos (el segundo aparte del de Alcántara) del curso medio del Tajo que, una vez cruzado, abría las puertas de la penillanura de Cáceres-Trujillo y, desde allí, a las llanuras del Guadiana. Abandona como fortaleza en la misma Edad Media, su decadencia la transformó en un campo de ruinas en el que salvo unas posadas construidas para ofrecer alojamiento a los viajeros del camino Madrid-Lisboa, en su solar no prosperó ninguna clase de estructura, llegando hasta nuestros días intacta y convertida en una estimable joya para el estudio de la historia del mundo musulmán en Extremadura. Los alojamientos mencionados formaron parte de una venta denominada Lugar Nuevo, mandada levantar por el obispo de Plasencia D. Rodrigo Dávila entre 1710 y 1750. El nombre de Albalat perduró también en las barcas (barcas de Albalat), utilizadas a lo largo de la Edad Media y en diversos momentos de la época moderna para cruzar el Tajo, así como en la federación de un conjunto de pueblos (Campana de Albalat) formada en la Baja Edad Media. La ciudad de Albalat posee una cerca de forma poligonal, discurre a lo largo de un perímetro de aproximadamente 450 metros construida a base de tapial (barro-cantos rodados, paja y cal) que ha llegado bastante mal conservada hasta nuestros días. Quedan restos del vano de la portada flanqueado por dos cubos cuadrados salientes, los cimientos de dos torres cuadradas separadas treinta metros y en la cara Norte, mirando al río, otra torre, mejor conservada, debido a que en su edificación se han utilizado aparte del tapial mampuestos irregulares. Ciudadela islámica situada en la orilla izquierda del Tajo. Se muestran las ruinas de una ciudad cuyo nombre viene mencionado en fuentes árabes como Medina Al-Balat o Al-Belat. Fue capital de una "cora" o provincia musulmana en los siglos X al XI, con unos dominios que se extendían desde los linderos de macizo de Gredos hasta Medellín. Su posición estratégica, en uno de los escasos vados del río Tajo la convirtió además en un punto de confluencia especial que justificaría las disputas por su control a lo largo de la Edad Media entre cristianos y musulmanes; estos últimos fundadores de la misma, la amurallaron fuertemente y utilizaron como base para sus razzias en las tierras de la marca o Extremadura que entonces fluctuaba entre el Duero y el Tajo.

Web: reservabiosferamonfrague.com