Iglesia de Santiago

Peraleda de la Mata, Cáceres

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Religiosa

Constituye el monumento más importante de la localidad y uno de los de mayor riqueza ornamental del Campo Arañuelo. Su promotor, como en otros caso es el obispo Gutiérrez Vargas de Carvajal; de trata por tanto de un edificio de corte renacentista, construido a mediados del siglo XVI y terminado en 1603 según consta en una inscripción situada en la pared del órgano en la que se dice además que tuvo lugar bajo la administración del cura párroco D. Alonso Sánchez. Su fábrica es esencialmente de mampostería con refuerzos de sillares en esquinas, contrafuertes y vanos, y de ladrillo en el remate de su torre-campanario. Posee cuatro puertas de acceso, una abierta con arco de medio punto en el lado de la sacristía, otra bajo la torre, construida con un sencillo arco apuntado y la tercera, en el lado de la Plaza Mayor que está formada por un pórtico con dos arcos de medio punto, ligeramente peraltados, apoyados en ménsulas laterales y en una columna central de orden compuesto. Este pórtico albergaría un arco de medio punto, con rosca labrada, dos columnas de apoyo y una hornacina en la parte superior. Este estilo de entrada porticada es de semejante ejecución a la que Cabrera, arquitecto de Gutierre Vargas, realizara para la iglesia de Jaraicejo o en el patio del palacio episcopal placentino; por lo que es presumible que éste arquitecto o algún discípulo suyo fuera el autor de parte del edificio de Peraleda. La torre está situada en el lado occidental, en el eje de la nave y su montante lo forman tres cuerpos separados por impostas. Los inferiores se realizaron en granito, material predominante en la fábrica, y el último con ladrillos, rematándose en forma piramidal truncada. Es una estructura gemela de la torre de la iglesia de San Andrés en Navalmoral de la Mata. En planta, la iglesia aparece constituida por una sola nave dividida en tres tramos por arcos apuntados, quedando uno de ellos como arco toral, separando la capilla mayor que se abre en forma de ábside semicircular, cubierto de media esfera, aunque al exterior este no se haga notar, debido al refuerzo adicional en cuadro. Limitando con la cabecera, en el lado de la epístola, hay una capilla comunicada con la nave por un arco de medio punto y en el del evangelio la sacristía. La cobertura de las bóvedas en la nave central es de crucería con terceletes sencillos, con los nervios apoyados en ménsulas que se corresponden al exterior con contrafuertes, sin embargo la capilla se cubre con una cúpula apoyada sobre pechinas. Al fondo de la nave se encuentra el coro, con frente formado por tres arcos de medio punto apoyados sobre columnas y un sotocoro artesonado de madera. El órgano del coro es de gran interés, construido en el siglo XVIII sobre la base de otro del XVII conserva una caja barroca con cuarenta y cinco teclas y diecisiete registros. Fue restaurado al menos en dos ocasiones, datando la última de 1895 cuando interviene la casa italiana de t;Nicolas Bernardi e Hijost;.La ornamentación interior a pesar del secular expolio es de gran calidad, no así su imaginería que es prácticamente moderna casi en su totalidad. Hasta el siglo XVIII, el frontispicio del presbiterio se encontraba decorado con esgrafiados coloreados en los que la escena central estaba constituida por la aparición milagrosa del apóstol Santiago la batalla de Clavijo. Su cuadro lo rodean a su vez otras figuras de apóstoles, los evangelistas, ángeles y arcángeles.En la segunda mitad del s. XVIII se adapta un retablo compuesto de un cuerpo y un remate de cascarón con seis cuartos apoyados en columnas salomónicas que a su vez descansan en un banco o podio corrido. Los intercolumnios son ocupados por hornacinas con imágenes repetitivas en el panteón de patronos de la comarca, Santigo Apóstol, San Sebastián, San Antón, San José y Santa Rita .El retablo central se prolonga a derecha e izquierda con otros dos retablos barrocos de hornacina central, flanqueadas por columnas y con imágenes del Sagrado Corazón de Jesús y la Virgen del Sagrario, respectivamente. Tanto los elementos arquitectónicos de estos retablos como los existentes en la capilla lateral, se cubren con racimos, guirnaldas, paños, volutas, etc., recamadados con panes de oro. En la nave central se levantan otros dos retablos, uno con un cuadro de escaso valor y otro de imitación neoclasicista, con un cuadro de la Virgen del Puerto. Otro retablo de cierta categoría se halla en la capilla lateral, con la imagen procesional de t;La Dolorosat;, Sus partes son de madera tallada, con estípites en las esquinas, columnas salomónicas y paños colgados. Fuente: Arjabor
Iglesia de Santiago