Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Casas de Miravete, Cáceres

Tipo de recurso: Arquitectura > Arquitectura Religiosa

Bajo la advocación de Ntra. Sra. de la Asunción se levantó el edificio parroquial de Casas de Miravete en un espacio despejado que hoy conforma la plaza de la localidad. De acuerdo con una inscripción de la torre la iglesia se termina de construir en 1661, habiéndose utilizado para ello fundamentalmente aparejo irregular de pizarra y cuarcita del lugar. La apariencia tan tosca debió de parecer, en palabras de Antonio Rubio Rojas, tan poco grata, que en 1965 se manda remozar completamente con cemento y pintar con cal, cubriendo de paso algunas pintadas t;subversivast; que habían sobrevivido a la dictadura. Tres portadas permitían el acceso al interior del templo hallándose la de la de los pies y el lado del evangelio cegadas. El acceso se realiza por tanto, a través de la del lado de la epístola, encajada entre dos contrafuertes con tejadillo y vano de medio punto como en las otras. El remate del ábside es poligonal con refuerzo externo de contrafuertes. En un lateral se adosa una torre maciza de planta cuadrada en la que no se distinguen si tiene separación de cuerpos, tan sólo algunos ventanucos para iluminar el acceso al campanario donde se abren vanos con arcos de medio punto. En su interior esta iglesia consta de una sola nave, desarrollada con la ayuda de arcos de medio punto apoyados sobre pilares salientes, en número de media docena por cada lado. Al fondo el presbiterio poligonal, queda separado de la nave por un arco de la misma factura que la serie de la nave. Posee una sacristía, mientras el coro ha desaparecido en una remodelación reciente. El retablo mayor es reciente, al igual que la mayoría de las imágenes que pueblan la iglesia, aunque quedan al parecer dos (en restauración), un Cristo y una Virgen de excelente factura. Una de las dos grandes pilas de granito con relieve gallonado que figuran al fondo sirve de baptisterio, procediendo una de ellas de la iglesia de la Piñuela. En esta iglesia se venera una imagen que debe datar de mediados del siglo XV. Es una imagen de talla policromada que representa a la Virgen sedente, con el Niño Jesús vuelto ligeramente hacia su madre. Fuente: Arjabor