APRODERVI
APRODERVI

Comarca de Villuercas Ibores Jara

La comarca de las Villuercas, Ibores y Jara es conocida por su exuberante naturaleza y un entorno privilegiado. La enmarcan varias sierras que suponen la mejor muestra de relieve apalachense de toda España.

Una primera zona serrana incluye la sierra de las Villuercas, que cuenta con una altura de 1.600 metros y recorre la comarca de norte a sur, como lo hace la carretera EX-118, que comienza en la autovía A-5, a la altura de Navalmoral de la Mata, y conduce hasta Guadalupe. Junto a ella, otras dos serranías envuelven este entorno: la Palomera y, en el límite con la provincia de Toledo, la sierra de Altamira. Una cuarta es la llamada sierra de Guadalupe, al sur de la comarca, por Cañamero y Logrosán. La otra vía de entrada a la comarca es la carretera EX-102, que parte de Trujillo. El interior de la comarca abriga otros valles y sierras bien conservados.

Posee varios espacios que gozan de alguna figura de protección y conservación, todos ellos dentro de la Red de Espacios Protegidos de Extremadura: el corredor ecológico del Guadalupejo, la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) o el Monumento Natural de la cueva de Castañar. Entre los LIC (Lugares de Interés Comunitario) se encuentran el embalse de Valdecañas, la sierra de las Villuercas y el valle del Guadarranque, entre otros.

El territorio consiguió el reconocimiento de la UNESCO a través de la figura de Geoparque Villuercas Ibores Jara el 17 de septiembre de 2011. El Geoparque está formado por un macizo montañoso aislado al sureste de la provincia de Cáceres. Este sitio, único en su género, se caracteriza por una morfología y un paisaje con plegamiento y fracturas muy acusados de tipo apalachense. Abarca un amplio periodo geológico (entre 650 y 400 millones de años) presentando algunas de las rocas más antiguas de Europa. En total pueden visitarse 44 geositios.