CÁPARRA
CÁPARRA
CÁPARRA
CÁPARRA
CÁPARRA

Comarca de Trasierra - Tierras de Granadilla

En el norte de la provincia de Cáceres, encajonada entre la sierra de Lagunilla al norte, los montes de Tras la Sierra al este y la sierra de Santa Bárbara al oeste, la comarca de Tierras de Granadilla se expande hacia el sur, hacia el hermoso valle del Alagón. Habitada originalmente por los vetones, un valiente pueblo celtíbero, fue conquistada por los romanos, quienes tuvieron que vérselas con Viriato. De esa época son testigos mudos las ruinas de Cáparra, la segunda ciudad en importancia de la Lusitania romana después de Mérida. Hay restos de esta cultura esparcidos por toda la comarca, que continuó desarrollándose en el medievo, cuando la casa de Alba dio nombre al partido judicial de Granada. Tras la conquista por los Reyes Católicos del reino nazarí del mismo nombre, la comarca pasó a denominarse Tierras de Granadilla.

La población medieval de Granadilla fue desalojada debido a la construcción del embalse de Gabriel y Galán, pero contra todo pronóstico no fue inundada. Hoy, parcialmente restaurada, es uno de los atractivos turísticos de la zona. Las dehesas atestadas de ganado, un abrupto paisaje de montañas y gargantas o sus fértiles valles, olivares y bosques endémicos, le confieren un gran atractivo turístico.

La visita se puede organizar en torno a dos grandes rutas. La primera y más amplia tiene como eje principal la N-630 (E-803). Partiendo de Cabezabellosa y Villar de Plasencia, traza un gran arco y nos introduce en la carretera regional EX-205 para llevarnos, a través de un recorrido por la historia, hasta Santibáñez el Bajo. La segunda comienza en Santa Cruz de Paniagua: adentrándonos por carreteras comarcales y terrenos de montaña, nos transportará a las inmediaciones del río Alagón y del grandioso embalse de Gabriel y Galán.