ADERSUR
ADERSUR
ADERSUR

Comarca de Sierra Suroeste

Limitando al sur con la provincia de Huelva, y al este con la región portuguesa del Baixo Alentejo, nos encontramos con una de las comarcas más espectaculares de la provincia de Badajoz. Sus extensas dehesas de encinares y alcornocales, hábitat natural del cerdo ibérico, son la principal fuente de riqueza de la comarca.

Un total de 48000 hectáreas han sido declaradas zona ZEPA (Dehesas de Jerez). En estos parajes de sierras, anidan más de 30 parejas reproductoras de cigüeña negra, convirtiéndose en el núcleo reproductor más importante de Extremadura. En este entorno, se cría una de las mejores razas del cerdo ibérico, dando origen a la excelencia de sus productos de “pata negra”.

Diferentes culturas han dejado su impronta en estas tierras legendarias, tal y como atestiguan el conjunto megalítico del Dolmen del Toriñuelo, o los restos prerromanos de Nertobriga, y del Castrejón Capote, que ha significado el reconocimiento oficial de un horizonte celta en la comarca.

Estos territorios fueron, igualmente, testigo del esplendor templario, siendo Jerez de los Caballeros cuna de esta Orden en el sur peninsular. Cada verano, esta ciudad, recrea en el Festival Templario, la historia de estos monjes–soldados, que ya entran dentro de la más antigua leyenda. Otra representación de la religiosidad popular la descubrimos en Oliva de la Frontera donde los habitantes escenifican, durante la Semana Santa, la Pasión de Cristo.

Varias de sus poblaciones han dado a la historia de España numerosos hijos ilustres: conquistadores, teólogos, pintores, artistas, políticos...