ADICOVER
ADICOVER
ADICOVER
ADICOVER

Comarca de La Vera

La comarca de La Vera, ubicada al noreste de Extremadura, ha sido asentamiento de diversos pueblos y culturas durante su dilatada historia. En ella se han encontrado vestigios del Neolítico y huellas celtas. Fue parte de la Vetonia y de la provincia romana de Lusitania, para luego pasar a integrarse en el reino visigodo. La herencia que dejó en estas tierras el dominio musulmán sigue latente en sus fiestas, gastronomía, cultivos (limonero, naranjo, algodón, etc.) e incluso en su ganadería, ya que fue esta cultura la que introdujo la oveja merina, que más tarde se convertiría en símbolo de la ganadería extremeña. Durante la Reconquista los cristianos repoblaron la zona fundando nuevos pueblos. Hay constancia de la existencia de La Vera como tal desde finales del siglo XII.

Pero quizá el hecho que más trascendencia haya tenido para esta comarca fue la decisión del emperador Carlos V de pasar sus últimos días en estas tranquilas tierras, concretamente en el monasterio de Yuste, próximo a la localidad de Cuacos de Yuste.

Siguiendo la carretera EX-203, desde Madrigal hasta Plasencia, descubriremos en dos tramos diferentes esta hermosa comarca. La primera etapa del viaje parte desde Madrigal de la Vera y llega a Garganta la Olla, atravesando Cuacos de Yuste, última residencia del emperador. La segunda etapa la empezaremos desde Jaraíz para llegar a Tejeda de Tiétar, pasando por hermosos pueblos donde se funde la arquitectura tradicional con paisajes de gran belleza. Cinco son las poblaciones declaradas Conjunto Histórico Artístico